ANIMALES RETOZONES: DESARROLLO PSICOMOTRIZ

 

El nombre de “animales retozones” cubre exactamente lo que puede hacerse con estos muebles, pues los niños pueden retozar y jugar con ellos adquiriendo  experiencia motriz, que les servirá como base en su desarrollo corporal más adelante.

Lo más fabuloso acerca de los animales es que tanto el cerdito como el pez   pueden rodar. Esto es un gran reto para el desarrollo motor. Los niños pueden acostarse sobre ellos y estirando su espalda sobre estos animales, pueden ejercitar sus brazos ejerciendo la presión de su propio peso. Pueden rodar los animales entre ellos, perseguirlos, o rodar sentados encima. Particularmente esto último es bueno, pues los niños no tienen que estar sentados rígidamente para estar cómodos, los niños deben tener la oportunidad de estimular sus cuerpos para ajustarse a las condiciones cualquiera que estas sean.

El elefante está tan bien pensado, que si tienes que comprar una pieza de mobiliario para tus hijos, debes comprar uno de esos! Cuando el niño se sienta en el elefante, la curva entre las piernas del elefante funciona como soporte para la espalda. El elefante hace un movimiento de balancín que reta y estimula al niño mientras está sentado. Mas tarde, el niño puede pararse encima de las patas del elefante lo cual estimula las habilidades de equilibrio estando de pié. El elefante también es muy bueno para sentarse o acostarse encima de él - estando plano sobre el abdomen o con la espalda.

La jirafa, además de motivar a sentarse en ella, también puede motivar a balancearse en ella - acostado o sentado.

Mi entusiasmo es realmente abrumador - Realmente pienso que aquí hay una pieza de mobiliario que realmente estimula el desarrollo de movilidad. Un desarrollo que funciona mejor cuando se juega con ellos. No puedo ver como puede evitarse jugar con los animales retozones.

Louise Hærvig, fisioterapeuta infantil.